IMPUESTO SOBRE LA RENTA:

El Impuesto Sobre La Renta es un tributo o pago obligatorio que la administración tributaria exige a todos los contribuyentes (naturales y jurídicos) sobre la utilidad contable obtenida en cada período fiscal. El cálculo y pago del Impuesto Sobre La Renta (I.S.L.R.) se realiza sobre una metodología establecida en la Ley y su Reglamento, esa metodología difiere en ciertos aspectos de los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (N.I.C. y N.I.I.F.) principalmente en lo que se refiere al reconocimiento de ingresos y gastos.

Por otra parte, la legislación vigente convierte a la mayoría de los contribuyentes en agentes de retención y pago de anticipos de I.S.L.R. (Retenciones) y también exige la aplicación de metodologías de cálculo para su aplicación

Nuestra metodología de trabajo se encuentra orientada a la aplicación de las mejores prácticas para el cálculo del I.S.L.R. y de retenciones, así como servir de guía para nuestros clientes en el aprendizaje de esas prácticas.

IMPUESTO AL VALOR AGREGADO:

Es un impuesto indirecto sobre el consumo, es decir, no se aplica de forma directa sobre los ingresos de los contribuyentes sino sobre el costo de los bienes y servicios adquiridos. Al final de cada período de imposición cada contribuyente debe calcular la diferencia originada entre los débitos (compras) y los créditos (ventas) fiscales y enterar al fisco el exceso, si fuere el caso, de los créditos fiscales.

El principal reto que origina este tributo se encuentra concentrado básicamente en dos actividades, la primera sería:  la tasa aplicable a cada bien o servicio vendido y la segunda:  estaría centrada en los controles que debe ejerce la entidad sobre los débitos y créditos originados en el giro de su actividad porque además de ser una tarea ardua por el volumen de operaciones que por regla general originan este tipo de tributo se encuentran las exigencias dictadas por la administración tributaria.

Como especialistas en la materia hemos desarrollado metodologías especiales para la revisión de los procesos involucrados en la actividad relativa al cálculo y control del Impuesto al Valor Agregado, situación que nos permite ser altamente efectivos en la detección de prácticas no acordes con las exigencias de la legislación vigente.

IMPUESTO A LOS GRANDES PATRIMONIOS:

 

Este impuesto se encuentra dirigido a los contribuyentes especiales (naturales y jurídicos) cuyos patrimonios sean iguales o mayores a 150.000 unidades tributarias y el valor del patrimonio se encuentra determinado por, según la ley que origina el impuesto, la resta de activos menos pasivos de la entidad, sustrayendo del valor de los activos las cargas y gravámenes que recaigan sobre los mismos.

 

La asignación del valor imputable a los bienes que posee la entidad puede convertirse en una tarea ardua y agotadora para la entidad, nuestra experiencia nos permite ofrecer soluciones que redundarán en soluciones prácticas y efectivas.

PRECIOS DE TRANSFERNCIAS:

 

Para la administración tributaria los precios de transferencias son los valores pactados entre partes vinculadas para la transferencia de bienes y servicios.

 

Dado que las transacciones realizadas entre partes vinculadas son altamente manipulables, es decir, los valores de las operaciones pudieran variar según los intereses de la gerencia del contribuyente, la administración tributaria exige la demostración de que esos acuerdos no fueron efectuados con la finalidad de disminuir la carga tributaria en su jurisdicción.

 

Para tal fin el contribuyente debe presentar un informe con la referida justificación, que debe ser elaborado bajo una de las metodologías aceptadas por la administración tributaria.  Nuestros profesionales cuentan con las herramientas, conocimientos y experiencia para apoyar a nuestros clientes en la prevención de sanciones causadas por este motivo, así como en la elaboración de los referidos informes.

CONTRIBUCIONES PARAFISCALES:

 

Las contribuciones parafiscales son pagos obligatorios creados por el gobierno, otorgando su recepción a organismos específicos y cuyos ingresos deben ser usados para el fin por el cual los contribuyentes los pagan, como ejemplo de estas contribuciones tenemos el pago al I.N.C.E.S., Seguro Social Obligatorio, Fondo de Cultura, entre otros.

 

Las bases para la determinación y pago de cada una de estas contribuciones son diferentes, como también los períodos en los cuales deben realizarse los pagos, para poder dar apoyo a nuestros clientes hemos desarrollados herramientas y procedimientos que nos permiten ser efectivos en la revisión del cumplimiento, cálculo y pago de todas las contribuciones, adicionalmente nuestra vasta experiencia nos permite asesorar a nuestros clientes en cuanto al uso de las mejores prácticas relacionadas con este tema